Dudas sobre el registro de jornada de trabajo

Los Sindicatos lo tienen claro al ser preguntados sobre la obligatoriedad del Registro de Jornada:

 

“… el trabajador puede a partir de ahora exigir a la empresa que se reflejen sus datos de entrada y salida al puesto de trabajo. Si hay situaciones ilegales se acudirá a la Inspección”

Gonzalo Pino, Secretario de Acción Sindical de UGT

 

“Ha habido tiempo suficiente para adaptarse: a partir de ahora el empresario que no aplique el registro de jornada puede ser denunciado”

Tomás Rodríguez, Secretario de Acción Sindical de CGT

 

“Se implantará el registro de jornada de trabajo, aunque sea para salir del paso, en una gran mayoría de las empresas”

María Cruz Vicente, Secretaria de Acción Sindical de CCOO

 

Los Sindicatos lo tienen claro: será totalmente obligatorio la a partir del domingo 12 de mayo de 2019, que las empresas comiencen a implantar el registro de jornada que el Gobierno estableció mediante un decreto aprobado el 8 de marzo.

 

La normativa hace obligatorio anotar el “horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada persona trabajadora”, siendo necesario conservar los datos durante 4 años, en todas las empresas de todos los sectores laborales.

 

Hay sin embargo, algunas dudas sobre la puesta en marcha del registro, especialmente en las pequeñas empresas. Por ejemplo se remite la aplicación a la “negociación colectiva” o en su defecto a “la decisión del empresario previa consulta” con los Sindicatos.

 

Igualmente, se han generado dudas sobre la puesta en marcha del decreto debido a la falta de campañas informativas del gobierno y a las reticencias por parte de las patronales y empresarios. Para aclararlas esas dudas, el Ministerio ha publicado una Guía sobre el Registro de Jornada.

Si te interesa aclarar estas dudas, te ayudamos con este artículo.

 

 

¿Cuál es el objetivo del registro?

 

El principal objetivo del Registro de Jornada es proteger los horarios de trabajo: se trata de medir la duración real de las jordadas laborales y de documentar exhaustivamente las horas extraordinarias (para que sean cobradas).

 

Según las estadisticas laborales, en Espapa se trabajan cada semana casi 4 millones de horas extraordinarias a la semana que no son abonadas al los trabajadores. Este número de horas extraordinarias equivaldría a casi 100.000 puestos de trabajo a jornada completa.

 

Si sumamos las horas extraordinarias no pagadas con aquellas que se pagan “en mano”, las estimaciones de la Contabilidad Nacional exponen un  fraude en la recaudación pública de  14.000 millones de euros en impuestos y cotizaciones sociales.

 

 

¿A qué empresas afecta y cuándo entra en vigor?

 

Es este punto no hay dudas ni excepciones: el decreto afecta a todas las empresas con asalariados. No hay excepciones ni por el sector de actividad ni por el tamaño de la plantilla.

 

 

¿Cómo se aplica ese registro de jornada?

 

El decreto no determina la forma de poner en práctica el registro de jornada. En el decreto se especifica que el control horario “se organizará y documentará” por medio de la  “negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, según lacdecisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores”.

 

Por tanto, no queda determinada la forma práctica de ponerlo en marcha. De hecho seguramente coexistirán en el mercado diferentes soluciones tecnológicas para el control de la jornada. Algunos ejemplos podrían ser:

  • Aparatos físicos: tornos de control de acceso, aparatos de control de huella dactilar, máquinas lectoras con tarjeta o con lector de iris
  • Medios telemáticos: fichaje mediante PC y apps para dispositivos móviles. Respecto a estas tecnologías modernas la aplicación RJT de gestión de registro de jornada laboral plantea un registro de jornada muy sencillo y eficaz, ideal para las empresa que nunca antes habían necesitado hacer fichar a sus empleados.
  • Sistemas tradicionales: anotaciones en excel y word de las horas de entrada y salida de la empresa.

 

 

¿Qué ocurre si la empresa no aplica el registro de jornada?

 

Se cometerá una infracción considerada como grave en la Ley de Infracciones y Sanciones de Orden Social: el decreto especifica que  “la transgresión de las normas y los límites legales o pactados en materia de…registro de jornada…será una infracción grave”, por lo que las sanciones podrán ser de entre  626 y 6.250 euros.

 

 

¿Qué va a hacer la Inspección de Trabajo?

 

Es otra de las dudas que se desconocen. A partir de la entrada en vigor, en teoría la Inspección puede multar a las empresas que carezcan del sistema de registro de jornada.

 

Sin embargo, fuentes de Ministerio de Trabajo han señalado que no se multará desde el primer día siempre que las empresas puedan acreditar que están realizando los movimientos efectivos necesarios para implantarlo. Las patronales están aconsejando a las empresas que documenten las negociaciones o los trabajos que están llevando a cabo para la implantación del registro.

 

Los acuerdos de la empresa con los representantes legales deben determinar qué medio de registro se utiliza (manual, mecánico, digital), el formato (informático o en papel) en el que se almacenan y entregan los datos del registro, el procedimiento para solicitar esos datos, quién los custodia y en qué condiciones, así como la forma en la que se medirán los tiempos que el empleado pase fuera del centro de trabajo y las pausas.

 

 

¿Se incluirá el registro de jornada laboral en el convenio?

 

Sí, el Registro de Jornada puede incluirse en los convenios, tanto en los convenios de empresa como en los de sector y en los de ámbito geográfico.

 

En estos momentos, en las mesas de algunos acuerdos sectoriales como el de la Seguridad Privada ya está incluido el sistema de registro de jornada como tema de debate. La negociación colectiva puede ser el ámbito en el que regular y pormenorzar la aplicación del registro de jornada.

 

 

En las empresas sin representantes de los trabajadores, ¿cuál es el proceso?

 

No hay excepciones en el decreto. El registro de jornada de trabajo debe aplicarse en todas las empresas, ya tengan un asalariado o varios miles de ellos.

 

Parece obvio, sin embargo, que es de esperar retrasos en la aplicación del mismo por parte de las microempresas, aunque la normativa es clara al respecto: el empresario debe implantar el sistema consultando a la plantilla (aunque entra dentro del ámbito de la responsabilidad empresarial la implantación)

 

 

¿El control de accesos es un registro de jornada?

 

No exactamente: debe ampliarse su funcionalidad. De hecho, aunque el Control de Acceso ha servido tradicionalmente como prueba de la jornada en los juzgados en ausencia de un sistema específico, a partir de la entrada en vigor del decreto se deberán implementar cambios en los sistemas de control de acceso para que sus datos puedan ser utilizados como registro de jornada, como por ejemplo asegurar que los archivos de datos horarios de tiempo de trabajo se conservan durante cuatro años.

 

Además, se deberán realizar los procesos ya explicados respecto a la consulta con los representantes de los trabajadores, para pactar aspectos como los de las pausas que realicen los trabajadores sin salir del centro de trabajo (por ejemplo para comer) o para establecer sistemas adicionales de registro para trabajadores itinerantes (agentes comerciales, servicios de soporte al cliente, trabajadores de mantenimiento, etc.).

 

 

¿Cuál es el coste del registro horario?

 

Sin duda, la gestión documental del registro y la obligatoriedad de mantener los datos durante 4 años son aspectos que supondrán un coste de implantación. Sin embarlo, existen soluciones fáciles de implantación del sistema de registro como la App RJT de registro de jornada que por unas cantidades mínimas mensuales hacen que el registro de jornada de trabajo de todos los empleados de una pequeña empresa pueda realizarse sin inversión en aparatos físicos complejos, usando los trabajadores simplemente su móvil y sin coste de desarrollos de software complejos adicionales.

 

Nuestro sistema es moderno y apuesta por la sencillez: la App RJT de registro de jornada de trabajo emplea la tecnología móvil para enviar una notificación a todos los trabajadores al final de su jornada de trabajo con el horario establecido para él, que sólo tiene que aceptar o corregir:

 

 

Esta operativa tan sencilla está fundamentalmente dirigida a las empresas que nunca antes han utilizado sistemas de fichaje y por lo tanto no necesitan de aplicaciones complejas para cumplir la nueva normativa.

 

 

¿El decreto acabará con el impago de las horas extraordinarias?

 

Es difícil que lo haga.

 

El registro de jornada pretende documentar y por lo tanto controlar los tiempos de trabajo para que no excedan lo pactado ni contravengan la normativa laboral. Pero a nadie se le escapa que tal y como está definido el registro en la normativa, sin duda habrá problemas para conseguir estos objetivos.

 

Nos gustaría citar aquí algunas de las reflexiones que aparecen el los Medios sobre el registro de jornada: por ejemplo, secundamos las reflexiones que hacen los usuarios del conocido portal meneame.net. Según varios de ellos, la norma

 

“no sirve para nada tal y como ha sido concebida”

 

Esos usuarios citan casos de Multinacionales exigiendo a sus empleados el fichaje de fin de jornada y la vuelta posterior a sus puestos de trabajo para continuar la jornada.

 

Otros usuarios argumentan que en realidad no hace falta ni abandonar el puesto de trabajo para realizar el fichaje de final de jornada: se están implantando en esas grandes empresas ciertos sistemas informáticos que permiten al trabajador fichar desde su PC y continuar trabajando si es necesario.

 

Este tipo de comentarios da una idea de por dónde “pueden ir los tiros” cuando las empresas impongan la realización de horas adicionales a la jornada de trabajo establecida y la dificultad que entrañará para la Inspección la detección de ese tipo de conductas.